viernes, 20 de agosto de 2010

¿Banderas o abanderados?



Confieso que cada día me sorprende más la manera en que votamos en Argentina. Y digo "votamos" porque más de una vez he cometido los mismos errores que mis conciudadanos. Votar personas, caras, carismas varios sin siquiera pensar o analizar plataformas o fundamentos políticos. Mucho menos, claro, nos fijamos en su experiencia o capacidad de gestión.

Gobernar un país no es como hacerlo en un club de barrio o en una cooperadora escolar. Gobernar un país es algo serio. Sin ir más lejos en nuestra historia reciente, nadie imaginó el desastroso gobierno de De La Rua en la presidencia, luego de una gobernación de la Ciudad de Buenos Aires bastante aceptable.

Y todo este preámbulo para tocar el tema que me sacó del silencio de este blog, producto de desventuras personales varias.

Acabo de leer una nota de Artemio donde dice:

"Alfonsín - Binner: Esta es la fórmula opositora de mayor alcance electoral, ya no hay duda.

Alfonsín-Binner lo saben y el armado, más alla de los desmanes mediáticos de Carrió --que solo preocupan a alguno de los estrategas del Acuerdo por la eventualidad de los 3/5 puntos nacionales que puede arrimar en ballotage--, sigue firme sin prisa ni pausa.

Y como el motivo de este catarseo es Ricardito, apelativo peyorativo si lo hay para un hombre de 58 años, transcribo su aaaaaaaaaamplia experiencia en la política argentina

Carrera

Su ingreso a la política fue tardío, en 1993 obtiene su primer cargo partidario, como convencional nacional de la UCR.

En 1999 fue electo diputado de la provincia de Buenos Aires, cargo que ocupó hasta el 2003. Luego de finalizado su período como diputado, volvió al trabajo en el estudio de abogados y ocupó la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Unión Cívica Radical. En 2007 se presentó a candidato a gobernador de la mencionada provincia, compartiendo fórmula con Luis Brandoni, obteniendo el cuarto lugar con el 5,06% de los votos.

La muerte de su padre en 2009 significó un importantísimo espaldarazo para su imagen pública y su carrera, al punto de que pasó de ser relativamente desconocido por la enorme mayoría de la población a ser referente del radicalismo en pocos meses.

Para las elecciones legislativas de 2009 fue segundo candidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, en la lista del Acuerdo Cívico y Social que encabezaba Margarita Stolbizer, obteniendo el 21,48% de los votos y logrando obtener así su banca en el Congreso. Asumió el 10 de diciembre de 2009.

El 6 de junio de 2010, se celebró la interna de la UCR de la Provincia de Buenos Aires para elegir las autoridades partidarias. En ella, Ricardo Alfonsín, candidato a primer convencional al Comité Nacional, secundado por Juan Manuel Casella ganó con su lista 27 superando a la lista 15 avalada por el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, por Leopoldo Moreau, y por Federico Storani. Para presidente del Comité de la Provincia de Buenos Aires, es electo Miguel Bazze, por la lista 15 de Alfonsín.


¿Puede alguien que nunca ha gestionado siquiera un municipio gobernar un país por el sólo mérito de ser hijo de un ex presidente? ¿Estaría discutiendose este tema de no haber fallecido este ex Presidente? ¿Cuáles son los motivos que pudieran llevar a alguien a votar para presidente alguien que sólo ha sido diputado menos de dos años?

Estos años de gobierno peronista (desde 2003, obvio), gracias al que muchisimos hemos vuelto a disfrutar hablar de política, gracias al que hemos vuelto a hablar de ideologías, modelos de país y participación ciudadana, estaría bueno que también nos haga dar cuenta que debemos valorar, a la hora de votar, banderas y no abanderados. Votar modelos y no personas. Experimentados gobernantes y no caras afables y discursos mediáticos.

Pongo este ejemplo de Ricardo Alfonsín, pero no es el único. También ha pasado con Carrió cuando se presentó como candidata a la Presidencia.

En tiempos en que los partidos políticos tradicionales se entrelazan se unen o se enfrentan, estaría bueno hacer hincapie en otras valoraciones más profundas. ¿Es lo mismo Alfonsín que Binner? ¿Es lo mismo Reutemann que Solá? personalmemte, creo que hay que analizar actuaciones, hechos, basamentos ideológicos más que si nos gusta o no. Esto me parece ya infantil

Un ejemplo. Cuando en 2003 voté a Néstor Kirchner poco sabía de él. Si lo voté fue porque sí conocía muy bien y en detalle la base ideológica que sostenía Cristina en el Congreso y comparándola con la plataforma de Néstor me dí cuenta que eso era lo que quería para mi pais. Tan mal no nos fue ¿no?

7 comentarios:

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Maricé
Muy interesante lo que señalás. Y absolutamente cierto. "Ricardito" es un candidato por herencia, no por mérito propio; ahora bien, tenemos un rejunte opositor tan jodido, tan mala leche, que hace que este tipo, que seguramente debe ser una buena persona, no creo que muy capaz para gobernar, pero un tipo razonable, sea la mejor oposición a la que puedas aspirar. Y esta es un poco la paradoja de las cosas: muchos otros opositores, con experiencia de gobierno (Duhalde, Rodríguez Saa, Reutemann, Romero, Das Neves)son sencillamente terroríficos, y ni hablemos de los "hijos de empresarios exitosos", los niños Mauricio y Francisco.
Qué vas a hacer, es lo que hay.
Saludos

Maricé dijo...

Sujeto de la Historia: Comparto con vos, no tengo nada contra Alfonsín, al contrario, dentro de lo que puede esperarse de un radical, me parece alguien mesurado y lo prefiero a él que a otros radicales (lease Cleto o Aguad). A lo que voy es que hablamos de personas que nos caen bien o mal y no de ideologías. Para mi, en ese sentido, es igual Duhalde que Rodriguez Saa que Romero que Das Neves. Son neoliberales menemistas que van a poner los mismos ministros y van a seguir la misma politica.

Javier dijo...

Yo si tengo algo contra Ricardo Alfonsin . Ayer lei que cuando le ´preguntarion si apoyaba el proyecto para legalizar el aborto o estaba en contra , su respuesta fuie que no es el momento para debatir eso y que se va a decidir a su debido tiempo .

Esa respuesta me dice todo de una persona y me recuerda a Graciela Fernandez Meijide , a mi no me van politicos sin principios , o sea lo descarataria de antemano por no pronunciarse sobre un tema en el que todos deberian ener una posicion clara .

Respecto de experiencia de gestion considero que deberiamos pedir que todo candidato haya gestionado recursos publicos antes , porque tenemos algo aun mas nefasto , personajes como Macri o De Narvaez que lo unico que gestionaron son sus empresas y negocios privados y creen que los bienes publicos deben darles rentabilidad y son para hacer negocios con ellos , como los tipicos gerentes .

Pero no todo esta dicho en el tema , sino no hubiesen existido varios presidentes y varios con experiencias previas hicieron desastres , igual yo querria que antes depresentarse un candidato haya sido intendente o gobernador antes y eso les sirva para gestionar un pais bastante complicado con esta constitucion .

Un abrazo

PD:Aca no es como USA donde Obama llega sin experiencia ejecutiva y no pasa nada o si , alla gobierna siempre el CFR y el complejo militar Industril a Golman Sachs . Eso seria como que aca gobierne Magnetto y salvo este proceso y el peronismo en 1946 fue casi siempre asi .

Anónimo dijo...

Coincido en que tiene mejores formas que el resto del grupo A, pero a votado siempre como ellos.

grace dijo...

Además tiene esa mirada tan triste, y débil a la vez. No me lo imagino enfrentando a los poderosos. Y de presidentes cuya agenda se la fijaba Clarín y La Nación ya tuvimos bastante. ¿Su carrera política en el 93? ¿Qué hizo en los 70, por deus? Tiene mi edá, no jodamos. ¿Qué hiciste Ricardito en la primavera camporista? ¿Qué hiciste durante la dictadura de Onganía, en donde los radicales tallaban lindo en las universidades? No me lo puedo creer.

Ana C. dijo...

Alfonsín padre también había sido "solamente" diputado nacional. Y eso no quita que haya sido el mejor presidente que nos pudo tocar en 1983.

Alfonsín hijo tendría unos 18 años en 1970 así que durante la dictadura de Onganía debe haber estado en la secundaria. Es fácil suponer que con semejante herencia milita desde que nació, más o menos.

La mirada triste quizás la tenga porque hace unos años perdió una hija en un accidente horrible. Perder un hijo te debe dejar la mirada inundada de tristeza para siempre.

Fede dijo...

No creo que la política y sus discusiones aledañas queden por fuera del iconicismo pop que gobierna muchas de las decisiones en la vida actual. Si la chica de la propaganda es mas linda me dan ganas de comprar tal shampoo, si el tipo del auto es mas fachero, yo quiero ser como el con ese auto ..
lamentablemente, el ambito mediatico-marketinero se adueño de espacios a los que antes estaba vedado, o mejor dicho, restringido por la presencia de la liturgia propagandistica tipica de dichos ambitos, como en el caso de la política, las corrientes ideológicas (que esconden tambien una suerte de propaganda) y la propaganda partidaria.
No sería cuestión de cazar brujas posmodernas, sino de comprender los tiempos que corren, y a veces, aunque no estemos compartiendo principios con estas nuevas armas, tendremos que usarlas a riesgo de por no hacer uso de ellas, quedar tan anacronicos y espantar como hoy espanta una manifestación con encapuchados y bombas molotov (por mas genuino que sea el reclamo).
cuando los ojos que miran cambian, para hacer ver lo mismo, hacen falta otras imágenes.

es mi humilde opinion.

Soy la mierda oficialista

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails