miércoles, 22 de diciembre de 2010

¿Por qué no se van todos a la..... Patagonia?

Doña Rosa y el racismo

Carlos Enrique Blanco
del blog "Como si no lo Supieras"

Entre todas las cosas que se dijeron y sucedieron en los últimos días en y alrededor del Parque Indoamericano, hubo una que pasó totalmente inadvertida en su, a mi entender, significado más profundo.

Relata una crónica que cierta señora - aparentemente de origen boliviano - se acercaba con su nieta a visitar a su hija - una de las tantas ocupantes del parque -. En el camino fue abordada de muy mala manera por una vecina de Villa Soldati (seguramente una descendiente del dios Zeus o de alguna otra deidad del Olimpo) que estaba junto a otros vecinos cortando una calle. La bisnieta de Zeus insultó a la señora boliviana (quién, repito, llevaba de la mano a su pequeña nieta) con distintos improperios, insultos y con una actitud tan amenazante que movió a dos gendarmes a acercarse a proteger a la abuela boliviana. Fue uno de estos "insultos" el que llamó poderosamente mi atención.

- ¿Por qué no se van todos a la Patagonia? - le dijo a modo de afrenta la vecina de Villa Soldati a la señora boliviana.

Interesante frase. Interesante pregunta. Interesante "insulto".

¿Por qué hizo esa pregunta la vecina de Villa Soldati?. ¿Por qué le propuso a quien evidentemente detesta que se fuera a la Patagonia?. ¿La señora considera que irse a la Patagonia sería un castigo para la abuela boliviana, su nieta, y todos sus congéneres?.

Esta claro que la vecina de Soldati no se acercó a la señora boliviana a proponerle que se fuera a la Patagonia para que esta mejore su calidad de vida, para que encuentre otras oportunidades que la ciudad, con todo su amontonamiento, contaminación, ruido, crisis de viviendas, falta de espacio y miseria no le brinda. No fue la propuesta de la vecina de Soldati un ofrecimiento desinteresado para que los bolivianos busquen y tal vez encuentren un futuro mejor lejos de los escombros y la inmundicia de las 120 hectáreas que ocuparon y de las villas donde se apiñan de manera indigna e inhumana. Absolutamente no. La señora de Villa Soldati "insultó" a la abuela boliviana y en ese insulto incluyó a la Patagonia, esa Patagonia a la que tantas veces se la declama como tan nuestra, pero que, evidentemente para la señora de Villa Soldati - y junto a ella para tantos otros - es tan solo un lugar de mierda donde ella no iría pero adonde mandaría, para no tener que seguir viéndolos en "su" parque, a todos los bolivianos y posiblemente también a los peruanos, a los paraguayos y seguramente a algunos chilenos también.

Para la señora de Villa Soldati la Patagonia viene a convertirse así en una especie de basurero donde habría que tirar a todos estos seres que le afean la ciudad. Si uno pudiera hablar 2 o 3 frases con Doña Rosa Soldati la escucharía decir que si fuera por ella además mandaría a todos los villeros a poblar la Patagonia. Villeros de mierda, lugar de mierda, tal para cual diría la señora.

- ¿Por qué vienen a mi barrio, que ya está lleno de gente como ustedes viviendo en las villas acá nomás, si la Patagonia está despoblada?. ¿Por qué el gobierno no los manda a todos a poblar la Patagonia?. Negros de mierda que me afean la ciudad, vayan y afeen otro lugar, ocupen un lugar donde yo no pueda ni tenga que verlos, un lugar lejano. Ocupen la Patagonia - dice, piensa, Doña Rosa Soldati y con ella tantos otros que ante esta propuesta dirían "Si, claro, vienen, levantan villas acá. ¡Vayan a levantarlas a la Patagonia!".

Doña Rosa Soldati representa el pensamiento de muchos porteños que creen que la frase "la Argentina no termina en la General Paz" es una punch line divertida, pero que no saben que para millones de argentinos que no viven dentro de esos límites, es una realidad que se sufre a diario y constantemente, desde las noticias de los medios nacionales que sólo informan sobre lo que sucede en Capital Federal y confuden Capital Federal con Argentina, hasta las políticas de todo tipo que nacen de y para la ciudad (Argentina), pasando por la incapacidad de los dirigentes provinciales de construir un país federal en serio, transversal de verdad y que no siempre viva pendiente y siendo dependiente del Ombligo del Universo.

- ¡Sáquennos a estos negros de acá, inmigrantes ilegales que vienen a robarnos el trabajo!. Que se vayan a la Patagonia.

En esa ecuación mental Doña Rosa Soldati incluyó a la Patagonia. ¿Por qué?. ¿Por qué la Patagonia?. ¿Hay algo de malo aquí, en la Patagonia, como para que Doña Rosa Soldati quiera mandar acá a quienes detesta tan profundamente?. ¿Qué sabe ella sobre la Patagonia que considera que vivir acá sería para los bolitas et al un castigo?. ¿No le gusta la Patagonia a Doña Rosa que cree que mandando a esos seres que le desagradan profundamente lo pasarán tan mal en el sur?. ¿En qué estaba pensando cuando descerrajó esta frase que para ella funcionó como insulto?.

Doña Rosa Soldati representa cabalmente el pensamiento de una parte enorme de la clase media tachera que no tiene la capacidad de mirar más allá de la ventana del living, de las plantitas del balcón y del 24 pulgadas, ahora devenido en 29, 32 o 45 para seguir alimentando el intelecto con culos y millonarios obscenos, con escándalos y con noticieros que se han convertido en el show de la muerte, la violación y el robo la, aparentemente, única realidad existente en toda la Argentina (Capital Federal).

Interesante propuesta la de Doña Rosa Soldati.

- ¿Por qué no se van todos a la Patagonia?.

Negros de mierda, dice Doña Rosa, váyanse. Pero no a la mierda. Váyanse a la Patagonia. Lejos pero lejos donde hay otros argentinos que se los van a tener que bancar, negros patasucia, inmigrantes ilegales, narcos, criminales y feos. Váyanse de acá.

¿Y los que vivimos en la Patagonia?.

Doña Rosa, en su forma de pensar, se caga en nosotros. Con la fineza que le da ser descendiente directa de las Valkirias vikingas, pero se caga en nosotros. Porque a ella los bolitas y los perucas le dan asco y miedo y le afean el paisaje y cuando piensa en la mejor solución, se le ocurre mandarlos a la Patagonia. Si Doña Rosa quiere mandar a ese grupo de personas que para ella son nada más que basura a la Patagonia (porque Doña Rosa no le dijo a "la gente" ¿por qué no nos vamos de acá a buscar un lugar más sano donde vivir?) es que se caga finito o grueso en quienes la habitan. Porque si para ella, para Doña Soldati, esos negros no tienen derecho ni a la existencia, al mandarlos para acá, al proponerles que vengan a vivir a la Patagonia, los castiga a ellos con el destierro y a nosotros con lo que ella considera que es su basura. Porque, si lo han olvidado, estamos hablando simple y sencillamente de seres humanos que han ido (venido) a probar mejor suerte a nuestra tierra, así como nosotros lo hemos hecho en otros momentos yendo a otras tierras; así como los españoles, los italianos, los rusos, los alemanes y etc etc etc han venido a nuestras tierras en otros momentos. Imagino que entonces, cuando nuestros dirigentes que abrieron las fronteras para recibir a la inmigración ilustrada de Francia e Inglaterra se encontraron con que los que venían eran gallegos muertos de hambre, rusos que no hablaban castellano, italianos que parlaban cocoliche y etc etc etc habrá habido alguna Doña Rosa, pero de Recoleta diciendo

- ¿Por qué no se van todos a la Patagonia?.

entre copetín y copetín.

Los tiempos cambian. Las malas costumbres no. La pedorrez, menos que menos.

Ningún problema: que se vengan todos los que quieran. Todos menos Doña Rosa de Villa Soldati. Esa que se quede ahí, en Soldati, mirando a los negros que están allá abajo desde la ventana del 3 ambientes que tiene en el piso 14 en algún complejo habitacional. O desde la ventana de la casita que era de los viejos, que seguro eran originarios de Dinamarca o Bélgica y hablaban 3 idiomas cada uno. Esa que no venga, porque acá, con la huerta y el sol, los árboles, las montañas, los ríos, la nieve, la tranquilidad, el silencio, el sonido de los pájaros, los caballos y las gallinas, las caminatas y la bicicleta y todo lo demás, se vive como el culo. Si Doña Rosa, mejor quédese allá que lo va a seguir pasando requetebomba.

2 comentarios:

Sujeto dijo...

Maravillosa Respuesta.
Gracias por compartirla.
Saludos

Unfor dijo...

Un tiro por elevación berreta, Maricé.
Suelen creerse los racistas, los dueños del pais, de la tierra, de "la verdad". Así manejaron éste país. Así lo dejaron.

Soy la mierda oficialista

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails