domingo, 22 de febrero de 2009

Tu peor pesadilla...





Pido a los compañeros que peinan algunas canas que me cuenten si no les hace acordar a algo parecido que sucedía en una época en nuestro país.



Esto sucede en Venezuela, pero ¿no les recuerda algo?


Como cada jueves, Ana Julia se dirige a su clase de yoga. Espera al ascensor mientras se queja con su vecina de los últimos atropellos del régimen, con los que se acaba de desayunar en Globovisión. Su vecina sonríe, le contesta cualquier cosa y se afana en enderezar un moñito de su pequeña que nunca estuvo torcido.


Al llegar a la clase de yoga le implora a su instructora: Profe, porfa, necesito una clase doble a ver si puedo olvidar, aunque sea por un segundo, que ese dictador volvió a robarnos las elecciones. La profe respira hondo, Ana Julia la imita, ambas tratando de olvidar.


No puede olvidar, nuestra estresada Ana, así que corre a la terracita de siempre, donde están sus amigas de siempre, remojando ociosas de los temas de siempre en espumosos capuccinos. Ahora sí, nos van a meter cubanos en la casa, Maru. Te lo juro amiga que esta vez no nos salvamos. Y nos van a prohibir los blackberries, el internet y el botox, eso es seguro, me lo dijo el primo de la cuñada de una señora que está ''adentro''…Shhhh, baja la voz loca, -suplica Maru aterrada- que el mesonero te va a escuchar y ese, como todo mesonero, es chavista.


Silvia juega con la espuma de su café y mira su reloj distraída. Silvy, amigui, no dejes que la tristeza te tumbe que si hay que tumbar a alguien es al que te conté.


Ana Julia tiene que retocarse la cabellera. Gianfranco, además de estilista funge de pañito de lágrimas para sus clientas desesperadas. Gianni, perdimos, my friend!!! Te traigo mi pelo que está igualito al panorama que tenemos por delante, o sea, ¡HO-RRI-BLE! Gianfranco, tijeras en mano, siempre concentrado en su trabajo, calla y corta, un poquito aquí, un poco más allá, clip, clip, clip, y zuas! un mechón grandote que si no fuera porque Gianni es un artista AnaJulia pensaría que la ha trasquilado.


Luego al colegio a recoger a los niños. ¡Ay! Carmen, yo todavía no lo puedo creer. Me parece que no he despertado de una pesadilla. Pellízcame, pellízcame para ver si despierto y, en lugar de este petrodictador-castro-comunista, tenemos en Miraflores a Henrique Capriles Radonsky, plis. Carmen aprovecha el pedido y pellizca con saña. ¡Cónchale no tan duro! Yo sé que también estás frustrada con esto de la enmienda pero no la pagues conmigo… Carmen, amorosa, se despide de sus alumnitos hasta mañana. Ana Julia se los lleva feliz de poder pagar un colegio donde sus hijos estén solo entre gente como ella.


En la sala de espera del pediatra no se habla de otra cosa: Cinco madres enfermas de angustia porque van a expropiar las clínicas privadas. Vacunas cubanas con burundanga adoctrinadora, santeros, médicos brujos, ramazos en lugar de Tachipirín… No puedo más Carlos Augusto, este régimen me tiene al borde. Mira que hablar de medicina cubana como si en Cuba hubiera medicina. Salud gratuita, por Dios! Si todo el mundo sabe, digo todo los que somos pensantes, que lo bueno se tiene que pagar. Carlos Augusto receta al niño Tachipirín cada seis horas y valeriana para la mamá. Podía haber recetado acetaminofén genérico pero no. De paso le cobra completo para que no quede dudas de que el niñito solo tiene gripe y que se va a curar.


Ana Julia pasa el día arrastrando su penas en sus círculos cerrados y seguros. Conoce a los chavistas y se cuida bien de evitarlos. Deja al vigilante con el saludo en la boca, a la señora de servicio la tiene en la mira, al del kiosco donde compra sus revistas, al muchachito que empaca las bolsas del mercado, mesoneros, motorizados que se le cruzan irreverentes en las calles que antes eran de ella, negros, feos, pobres, brutos… chavistas todos.


Pasadas las once de la noche Ana Julia sufre las malas noches de Buenas Noches. Temblorosa, ofuscada, no llega a oír el son de La Hojilla que se mete por su ventana desde la ventana de la vecina y la de la profe de yoga, y la de Silvia, Gianfranco, Carmen, Carlos Augusto… Estamos en todas partes, Ana Julia.


Tomamos café contigo, enseñamos a tus hijos, los curamos, vamos a tu club, a tu terracita, ¡a tu casa!.Votamos juntos en el mismo centro, hicimos la misma cola, nos tocó la misma mesa…


Y muérete del susto, mi ya aterrada Ana: Aunque tu no lo notes, amigui, nosotros votamos que SI.




carolachavez.blogspot.com







9 comentarios:

MONA dijo...

Muchas cosas me recuerda... Y muchas anécdotas nuestras tenemos para comparar lo que pasa en el País hermano.
El 4 de junio de 1946 Pwerón asumía la Presidencia de la Nación. La oposición faltó a la cita, entonces Perón juró ante una asamblea legislativa compuesta casi exclusivamente por sus diputados y senadores.
Saludos.

Maricé dijo...

Mona, vos sabés que este relato me hizo llorar porque recordé lo que me contó una señora vecina.
El día que murió Evita, y siendo ella empleada doméstica, tuvo que soportar que sus patrones hicieran una fiesta por su muerte, mientras ella y los demás empleados lloraban en la cocina.

wornaki dijo...

Creo que es demasiado exagerado y que no contribuye a pacificar y a unir, por más cierto o no que pueda ser.
El rabioso antiperonismo se ha transformado tanto como el rabioso peronismo. Ha pasado ya el tiempo y con él, la vida y los sueños de muchos. Tenemos nuevos desafíos que encarar juntos, sin necesidad de demonizar al otro o alegrarse por sus pérdidas (que, al final, terminan siendo nuestras pérdidas también). Anhelo que se cierren definitivamente las heridas abiertas hace tanto tiempo y más aún las abiertas en esos últimos años. Sería lo mejor que le podría pasar a nuestro país. Mientras tanto, voy a seguir viendo cómo puedo construir.

AAB dijo...

Marisé: te voy a contar una historia, partamos del irigoyenismo; se los calificaban “la chusma” y fueron echados y discriminados por muchos años. Cuando derrocaron a don Hipólito, sus adversarios saquearon su casa, en la calle Brasil y mostraban sus prendas íntimas en los balcones de quien dos años antes los había duplicado en votos.
Lo mismo ocurrió con el peronismo; eran los “cabecitas negras” “el aluvión zoológico” “los descamisados” “los grasitas (de Evita)”. Pero pasó algo para destacar, muchas mujeres del servicio doméstico de principios de los 40, dejaron esa ocupación semi esclava para ingresar en las fábricas, aprovecharon el gran auge de la industria. Eso les permitió contar con más tiempo, además con los servicios de las peluquerías que comenzaron a proliferar por esos tiempos de abundancia, así fue que, gracias a su transformación estética, en algún caso asombroso, lograron ventajosos casamientos, de ese modo escalaron de categoría social y no obstante sus orígenes, despreciaban a las que no habían zafado de su humilde condición.
Si hubieses presenciado los piquetes del campo, te darías cuenta que la cosa no cambió mucho, los que estaban quebrados por sus deudas a los bancos en el 2001, gracias al gobierno peronista de Néstor Kirchner habían salido a flote y estaban berreando como desaforados, insultado a Cristina con los peores epítetos. Ya no se acordaban de las políticas que los habían beneficiado.
Así que ésta es una cuestión sociológica que me sirvió para titular a mi blog ”Los Piojos Resucitados”, como los llamaban en mi barrio.
La condición humana tiene zonas muy oscuras e indescifrables.

Lo del vecino de arriba, wornaki, es una expresión de deseos, debe ser muy joven y le hace falta algunas canas de las que tengo yo.

Espero haber sido útil a tu reclamo.

kaid dijo...

LA DIVISIÓN NO LA IMPONE NI CHAVEZ EN VENEZUELA NI CRISTINA EN ARGENTINA. ESA DIVISIÓN EXISTIÓ SIEMPRE, LO QUE PASA ES QUE EN ESTOS MOMENTOS EN QUE EL SECTOR NINGUNEADO, OLVIDADO, VAPULEADO, EXPLOTADO, ES EL QUE ES REPRESENTADO POR LOS GOBERNANTES. ESTA VEZ EN AMÉRICA ALGUNOS PRESIDENTES SE PARECEN A LA MAYORÍA DE SUS GOBERNADOS. Y ESA COYUNTURA ES LA QUE PONE EN GUARDIA, CON FEROZ ACTITUD, A LOS SECTORES ACOSTUMBRADOS A MANDONEAR, A HACER DEL PAÍS LO QUE QUISIERAN. SON ESOS SECTORES (clases, alianzas de clases) DESDE DONDE VIENEN LOS ATAQUES (SON LOS DUEÑOS DE LOS MEDIOS) Y LA FALACIA DE QUE SON "LOS NADIES", COMO LOS DENOMINA GALEANO, LOS QUE HAN REALIZADO LA DIVISIÓN.
ES INVERTIR LA CARGA DE LA PRUEBA, LAS OVEJAS SON FEROCES Y EL LOBO ESTÁ ASUSTADO... SALUDOS!!!

MOO dijo...

Marice, buenos días, lo hago por acá porque en tu perfil no hay correo, quiero pedirte lo siguiente, debo cambiar la direccion web de mi blog, en virtud de cambiar de radio, espero puedas adaptarla en tu blog porque no quisiera perderte. te dejo mi correo: mohienart@hotmail.com espero por ahí tu respuesta para comunicarte la nueva direccion. El blog se seguira llamando NADA ES CASUAL, pero debo cambiar el http
Marcelo, gracias

wornaki dijo...

@AAB:

Tal vez sea cierto que lo que espero es una utopía, pero creo que bien puede llegar. No quiero seguir peleándome por si peronismo si o peronismo no, clase dominante sí o clase dominante no, ricos sí, pobres no. Me parece inconducente, le encuentro poco sentido. Tenés razón en considerarme joven, pero no se si eso tiene tanto que ver respecto a mi postura de armonía y respeto. Quizás cambie de opinión en el futuro, con esas canas que decís que me hacen falta. No puedo saberlo ahora.
Mientras tanto, encuentro que el desprecio y el odio, me alejan definitivamente de la paz.

Maricé dijo...

wornaki: esa es la realidad que, como decía el Gral, es la unica verdad. ¿vos crees que las mayorías populares de todos los pueblos quieren esto, sienten este odio? lamentablemente siempre encontraremos gente que en vez de querer construir para mejor, sólo quieren el odio como reflejo de la discriminacion. Lamentablemente, son sentimientos humanos.

Ahora una cosa es clara, siempre el odio y la discriminación tienen como destinatarios los más débilies,
Gracias por tu comentario

AAB: había leido el tema de las mujeres de los 50, creo que lo escribió el colorado Ramos ¿no?
Totalmente de acuerdo, la sociedad argentina es muy rara y siempre termina mordiendo la mano de quien la acaricia

Kaid: totalmente de acuerdo.

gracias a todos

wornaki dijo...

@Maricé:

No quería dejar pasar la oportunidad de contestarte esa última pregunta retórica. No, no creo que en las mayorías populares haya siempre odio y tampoco creo que en las capas ricas haya siempre desprecio. Lo único que me animo a decir es que, el discurso de división y demonización en este país tiene adeptos en todas partes. Yo no quiero unirme; no, gracias.

Soy la mierda oficialista

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails