sábado, 6 de febrero de 2010

Respuesta a Das Neves en el Feisbuc


Roberto Elio Gareca - Abogado- Salta.

Mario Das Neves opinó hoy en su Muro que “las reservas se pueden discutir si el fin es crear un fondo productivo que genere empleos e infraestructura social. Pero cuando no sabemos dónde va la plata y sabemos los antecedentes de años de manotazos, al menos permitamos discutir y disentir". (Es ésta una afirmación parcial y tendenciosa que no se puede dejar pasar).

Es verdad que las reservas deben utilizase para generar empleos e infraestructura social. Nadie lo discute.

Pero también es cierto que parte de ella, cuando existe en abundancia y no afectan el desarrollo interno, se puede utilizar para satisfacer en forma progresiva, prudente y escalonada, la deuda internacional que –ilegítima o no- existe y, que por ello, margina al país del crédito mundial. Se trata de una deuda heredada por el actual gobierno y legitimada por todos los anteriores, desde que cayó la última dictadura militar.

No fue cuestionada jamás y, por el contrario, se aplaudió por casi todos, la decisión de cancelar con el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, ahora se cuestiona maliciosamente la intención de cumplir con esas obligaciones internacionales que, quiérase o no, existen y no pueden ser desconocidas, salvo que se desee que la Argentina se convierta en paria del sistema capitalista en el que –también, quiérase o no- forma parte.

La opinión de Das Neves - segunda parte de su apreciación en la frase que comento- es, obviamente política, pero simplista, afectada de tendenciosa parcialización y carente de verdad en su globalidad.

Los antecedentes de “años de manotazos” existieron. Pero fueron durante la dictadura militar, el menemato y el delarruato. Néstor Kichner recibió el país con las consecuencias de tales circunstancias.

Debo recordar a Das Neves, sin ánimo de agraviar o de descalificar baratamente su actual opinión en tal sentido, que no escuché entonces su voz en contra de tales “manotazos”.

Ahora que pretende ser Presidente de la Nación se suma –como muchos otros de lo que antes se mantuvieron callados- a los reclamos y acciones de una cerril oposición, sin profundizar, y con el único fin de deteriorar la imagen presidencial. Es lastimoso que así actúe, motorizado por sus ambiciones electorales.

Como avezado político que es, Das Neves debe saber que el análisis de la oportunidad, mérito y conveniencia del uso de las reservas es una cuestión de la esfera privativa del P.E. (Nadie, con un mínimo de seriedad jurídica, puede desconocer este esencial principio constitucional).

Tampoco nadie, ni siquiera el Congreso –los jueces, ni muchos menos un funcionario del Banco Central-, puede suplir el estudio de mérito que efectúa un Presidente de la Nación, sobre la conveniencia o no de un acto de gobierno de interés general. Tampoco se puede impedir u obstaculizar la decisión tomada, y su ejecución.

Si el PE se equivoca en su valoración política, oportunamente será reprochado a través del voto libremente expresado en los próximos comicios, comocorresponde cuando existe el correcto funcionamiento del juego democrático.

Resulta obvio que en el reducido espacio que brinda esta red social, no se puede discutir, con profundidad, una cuestión de la que se habló y se escribió -muy bien y bastante- por políticos y juristas, etc., que no estuvieron guiados por intereses sectoriales. No voy a cometer la imprudencia de pretender opinar más y aquí, sobre un tema que tan bien está desarrollado en libros y notas de enjundia intelectual que circulan por el país.

Sin embargo, deseo subrayar que lo que Das Neves expresa con una suerte de fingida candidez y nobleza ("permítasenos discutir y disentir"), realmente acredita una intencionalidad semioculta de acusar la presencia de un autoritarismo que no existe en el Gobierno.

Cuando Das Neves lanza la frase que comento, confunde a la ciudadanía y deteriora la imagen presidencial.

Das Neves sabe perfectamente que en la Argentina rige el sistema presidencialista -y no el Parlamentario- de Gobierno.

Por lo tanto, la responsabilidad de los actos ejecutivos de gobierno está en la cabeza de quien conduce y que, por definición constitucional, es que el único habilitado para decidir y ejecutar lo que considera más beneficioso para el bienestar general: el Poder Ejecutivo.

La pretensión de Das Neves de “discutir” sólo encuentra sustento en la finalidad política de continuar esta cerril tarea de desgaste destituyente. Das Neves busca prensa y pretende utilizar –como muchos- al Parlamento como vidriera para que su ignota existencia sea conocida en todo el país.

El ruido mediático -sobre las reservas, Redrado y demás decisiones del Gobierno- es producto de una campaña salvaje y peligrosa de la oposición de la que Das Neves hace muy poco forma parte. Antes, como es sabido, acompañaba al gobierno de los Kirchner.

Opina desde sus intereses personales y políticos, sin importarle el debilitamiento de la Democracia, pues el desgaste de la Presidencia conduce a lo primero.

Pretender -como Das Neves y muchos opositores quieren- llevar al Parlamento TODAS las cuestiones –incluyendo a las que pertenecen solamente a la esfera propia del PE (algunas, obviamente, corresponde trámite legislativo) es, en esta coyuntura histórica, una burda maniobra para que los poderosos medios trasmitan únicamente lo que sea funcional a sus intereses y realicen pseudos-análisis reñidos con la verdad, con el único objeto de continuar menoscabando la imagen de la Presidente.

Resulta penoso que Mario Das Neves se preste al juego de la restauración conservadora.


Roberto Elio Gareca
Abogado- Salta.

Gracias Walter

4 comentarios:

el desacatao dijo...

Mario Das Neves no se diferencia demasiado de lo peor de la oposicion mediatica y conservadora. Su oportunismo politico le hace pensar que haciendo suyo el discurso que emana de los medios puede llegar a tener chances en su ambici{on presidencia. Este tipo ha dejado de ser peronista para pasarse al bando de todo ese neomenemismo que cual armada brancaleone pretende acceder al gobierno.

Resentido común dijo...

Pero además Das Neves oculta lo que es un secreto a voces: con el Fondo del Bicentenario se liberan esos seis mil millones de dólares que en el Presupuesto Nacional estaban destinados al pago de deuda, y de esa manera se usarán precisamente en lo que él está pidiendo, infraestructura social, empleos, asignación universal, gasto productivo.
Salu2!

Mery dijo...

que buen post maricé, un análisis impecable, es genial, saludos
digo son varios los que se suman para la revolución conserva no? dan mucha bronca, cómo si no supieramos de donde vienen...en fin...

Daniel Rico dijo...

pobre Dasneves, me acuerdo cuando despues de las ultimas elecciones se vino corriendo a que lo eligieran presidente del partido y nadie le dio boliya, que patetico!...jajajaja

Cuando Dasneves dice "debemos discutir", hay que leer "¿cuanto me van a dar a mi?"

Soy la mierda oficialista

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails